Tecnología de plásticos

Acerca del proceso de moldeo por inyección asistida por gas

El moldeo por inyección asistida por gas es un proceso de baja presión que utiliza gas nitrógeno para aplicar una presión uniforme por toda la pieza moldeada de plástico.

Al desplazar el plástico fundido de las secciones de mayor espesor de la pieza hacia las áreas de la cavidad más remotas, la presión del gas nitrógeno crea canales dentro de la pieza. Por los canales de gas, la presión es transmitida uniformemente a través de la pieza, eliminando las deformaciones, marcas superficiales y tensiones internas. En consecuencia, se obtienen reducciones drásticas en la presión de cierre, en el tiempo del ciclo de inyección y en el peso de la pieza, al tiempo que se incrementan la resistencia y rigidez de la misma. El moldeo por inyección asistida por gas le brinda a los moldeadores la libertad de diseñar piezas de plástico sin las restricciones que imponen las limitaciones inherentes al moldeo convencional.

Se pueden formar piezas de paredes delgadas con fuertes costillas, guías de soporte y refuerzos a altos niveles de planicidad sin marcas superficiales ni tiempos de ciclo de inyección prolongados. Las piezas de formas alargadas son producidas sin necesidad de múltiples cargas o sistemas de colada caliente, eliminando los surcos y reduciendo los costos de equipamiento. Se pueden moldear múltiples partes con diseños complejos y de diferentes espesores de pared como una sola pieza sin defectos. Los requisitos de presión de cierre se reducen drásticamente en un 50% o más en la mayoría de las aplicaciones de la asistencia de gas.


Esta pieza fue moldeada originalmente en espuma estructural. Con la asistencia de gas pudimos reducir el peso de la inyección a 1 libra, reducir el tiempo del ciclo en un 34% y limitar el proceso de pintura a una sola capa.

Las secciones de mayor espesor pueden ahuecarse con la asistencia de gas, reduciendo así el peso de la pieza y el ciclo de producción.

Las piezas de paredes delgadas pueden ser moldeadas sin deformaciones, sin sumideros y con menos bocas.

Las costillas y las guías de soporte pueden integrarse en su diseño sin temor a que aparezcan marcas en la superficie de la pieza. Las costillas pueden ser en realidad más gruesas que el espesor nominal de la pared.

Las manijas de gran grosor son ahuecadas con gas a fin de reducir el peso de la pieza y el tiempo del ciclo. Las dimensiones críticas se mantienen dentro de tolerancias más reducidas.

Las piezas de gran volumen como este módulo de montaje de faros delanteros pueden ser moldeadas con un solo canal frío, eliminando de esa forma los costosos sistemas de colada caliente. La presión de cierre es también en gran medida reducida, de manera que usted utiliza menos energía y además puede utilizar máquinas de moldeo por inyección más pequeñas.